*Familia Susantha*

Esta familia la hemos querido dejar para el final puesto que, a diferencia de las demás, ellos tienen una gran dificultad añadida: los dos hijos de esta familia están enfermos. La hija tiene 7 años y el niño, 3. Ambos aparentan ser bebés, están en estado vegetativo y sufren ataques de epilepsia. Están diagnosticados como enfermedades raras y no toman medicación porque obtenerlas aquí supone una cantidad de dinero muy elevada, algo totalmente inaccesible para ellos.

Junto con los padres e hijos, también viven los abuelos maternos. Ambos con apariencia desnutrida. Todos duermen en el suelo y sus necesidades alimenticias no siempre están cubiertas. El padre es conductor de Tuk Tuk y con eso van ganando algo.

Si ya podemos pensar en lo difícil que debe ser vivir sin comodidades, no podemos imaginar lo que supone un día a día para esta familia. Nos impactó muchísimo. Querríamos haberles podido ayudar mucho más, pagarles un buen médico e intentar  liberar un poco la carga familiar, pero los gastos iban muy por encima de nuestras posibilidades. A ellos les donamos una bolsa de comida más grande que la del resto de familias, añadimos un complemento alimenticio para los abuelos y también les compramos un colchón y un somier (no había espacio para dos camas en la casa, por eso compramos sólo uno).

Les faltaban palabras para agradecernos el regalo que les habíamos hecho. A nosotras nos faltaban medios para poder quitarnos el nudo que se nos hizo por no poder ayudarles más. Nos da rabia la descompensación tan grande que hay en la población mundial. Qué mal repartido está el mundo.
Esperemos que los próximos voluntarios puedan seguir ayudando a estas familias.

Ahora te pedimos algo, ve a cualquier sitio donde te veas reflejado/a. ¿Qué ves? ¿Qué necesitas? ¿Eres feliz?


V A L O R A  todo lo que tienes y da  G R A C I A S  cada día.


Comentarios

Entradas populares de este blog

*Meraki*

Gastos del Proyecto